• Tus especialistas en proyectores desde hace más de 12 años
Llámanos

93 503 47 43

Cómo funciona un proyector


En la elección de un proyector hay varios puntos importantes a tener en cuenta: Resolución, Luminosidad, Conectividad y Óptica.

La resolución nos determinará el nivel de nitidez y cantidad de detalle que tendrá la imagen proyectada. En el mercado las más habituales son:

· SVGA, de 800x600 píxels. Es la resolución más económica que hay. Es indicada si sólo queremos proyectar películas de DVD, o si nuestro presupuesto es muy limitado. Ejemplo: Nec NP115

· XGA, de 1024x780 píxels. Es la resolución más común actualmente. Es la opción de mejor relación calidad-precio, y podremos tanto conectar un ordenador y hacer presentaciones como ver películas en casa.

· WXGA, de 1280x800 píxels. Permite realizar proyecciones en Alta Definición y formato panorámico. Es perfecta tanto para la visualización de películas como para la conexión con el ordenador, proporcionando más detalle y espacio que las demás resoluciones. Ejemplo: W8.


La luminosidad o lúmens, nos indicarán la potencia de la lámpara: como más lúmens tenga el proyector más brillante será la imagen y podremos hacer una pantalla más grande y con más luz ambiente. Con un proyector de 2500 lúmens (como el Epson X8) podremos hacer una pantalla de 2 metros de ancho y proyectar sin tener que oscurecer la sala. Con un proyector de 5000 lúmens (como el Nec NP3250) podremos llegar a tamaños de pantalla de 3 a 5 metros de ancho (incluso más si es para cine).


Las conexiones más habituales de los proyectores son las siguientes:

· VGA: Es la más extendida y nos servirá para conectar el ordenador al proyector. La gran mayoría de proyectores vienen con un conector y un cable VGA.

· HDMI: Es una conexión digital de alta definición. Esta conexión es ideal para ver películas en Alta Definición, sin pérdida de calidad. Son proyectores con HDMI tanto el Epson X8 como el W8.

· Video Compuesto: es una conexión muy común para conectar videos y DVD. Al ser una conexión analógica, proporciona una imagen de calidad media (sobretodo con cables largos).

· Además en algunos modelos podremos conectar una memoria USB, disco multimedia, el móvil, o la cámara de fotos para hacer un pase de fotografías y presentaciones sin PC.


La óptica de un proyector tiene dos partes básicas, el zoom que nos permitirá hacer más grande o más pequeña la pantalla según queramos y el foco que nos permitirá enfocar la imagen para que no aparezca borrosa.


Utilizar un proyector es muy fácil: simplemente conectaremos el cable correspondiente, y el proyector detectará la señal automáticamente y empezará la proyección.

Suscríbete aquí para recibir novedades y ofertas especiales
Newsletter
Síguenos en